Reflexiones y pensamientos oscuros de un purista del tenis

Antonio Dóminguez

 

 

Te gustará este libro porque…

Líneas blancas, siempre blancas, colocadas de La misma manera.
Da igual donde vayas, siempre están bellamente ordenadas cual movimiento bauhaus.
Rodeadas de aromática hierba, húmeda tierra batida o ardiente cemento.
Admiración por Mats Wilander, hipnotizado con 4 años en 1982, concretamente en mayo y junio de 1982.
Victorias, derrotas, alegría, tristeza, energía y depresión. Ni cuando quedé campeón del Torneo internacional des Jeunes (Paris) infantil.
En 1991, stade français, mi mayor logro.
Ni ese día sentí una liberación, porque siempre había más que hacer, más que mejorar.
Madrid, Mats Wilander, mi padre en el apartado tenístico, mi madre en el apartado personal lograban que me mantuviese como un funambulista. Pero por buscar un sueño, por seguir un amor imposible la depresión se hizo eterna.
La culpa fue mía , sólo mía, por ambición desmedida, por ilusión irreal de un chico de clase trabajadora que hipotecó a sus padres, endeudó a sus padres y ese fallo nunca me lo podré perdonar.
No cumplí los objetivos, fracasé.
Tuve gloria y éxito en la niñez, en la juventud y fracaso absoluto en la vida adulta.
Doscientos a 517 son los partidos de tenis que veo al año desde 1983 hasta hoy día.
Doscientos en los años ochenta y desde 1998 entre 400 a 517 al año de tenis masculino.
Ian Curtis, Joy Division, etapa final, todo tiene Un significado, todo tiene un motivo, libre interpretación al arte musical. Letras enigmáticas, voz escalofriante, conciertos memorables, siempre en la memoria, siempre en mi memoria. Te escucho todos los días, siempre hay un significado nuevo, un enigma por resolver.
Oscuridad, soledad, silencio, melancolía, depresión, frío y abstracción. Acompáñenme en la distancia. Observen mi tortuoso camino.
Vosotros no sufriréis nada. Yo sufriré por vosotros.

 


ISBN: 978-84-94737-83-1
GÉNERO: Poesía
ENCUADERNACIÓN: Tapa blanda
TAMAÑO: 15 x 21 cm.
PÁGINAS: 174

Puedes comprarlo en…

Sigue a Letra Clara en…

 

Antonio Dóminguez